En el mes de diciembre de 2019 hemos dado comienzo, gracias a la financiación de la Obra Social La Caixa y la Fundación CajaCanarias, el proyecto de vida independiente “YO Quiero vivir mi propia vida y PUEDO”. Con este proyecto se propone llevar a cabo acciones formativas específicas que proporcionen a los 25 beneficiarios/as del mismo, un crecimiento integral como personas autónomas y autosuficientes, que les permita desenvolverse en la sociedad de manera independiente, respondiendo a sus obligaciones y beneficiándose de sus derechos como ciudadanos,  permitiéndoles tomar iniciativas, gestionar sus  vidas  y ser dueños de su propio destino.

En los talleres formativos de cocina y  limpieza y organización del hogar (se desarrollan entre semana), mejorarán sus competencias en habilidades instrumentales y manipulativas orientadas a la autonomía para realizar de manera independiente ABVD.

En los talleres de Desarrollo personal y manejo del dinero y el tiempo, mejorarán sus competencias y habilidades para comunicarse, relacionarse, trabajar en equipo, gestionar presupuestos, planificar gastos y actividades.

En las convivencias, tanto en la vivienda como en recursos externos (se desarrollan en fines de semana), tendrá lugar la culminación del empoderamiento de los beneficiarios, ya que pondrán en práctica todos los conocimientos y herramientas adquiridas en los talleres y será donde planificarán, gestionaran y ejecutarán todas las actividades, con el apoyo y supervisión del equipo educativo. Mejorará su calidad de vida en varias dimensiones, como autodeterminación (proponiendo y planificando las actividades culturales y de ocio), bienestar físico (proponiendo, planificando y realizando actividades deportivas), bienestar emocional (relacionándose con educadores, familias, voluntarios y grupo de iguales), inclusión social (participando en actividades de ocio, culturales, deportivas y en la sociedad en general).

Con el inicio de los talleres y las convivencias, los jóvenes han podido recibir formación teórico-práctica y comprobado las destrezas que son necesarias trabajar, para ir consiguiendo los objetivos. Desde la individualidad, lo que pretendemos es que cada uno/a de los alumnos/as consiga el mayor grado de autonomía posible, que les permita ser cada vez más independiente.

La primera impresión no ha podido ser más positiva. Ya se ha llevado a cabo además el primer fin de semana de convivencia. A todos en general les ha sabido a poco, han disfrutado y aprendido mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *