A lo largo del proyecto, curso 2018-2019, se han impartido diferentes formaciones donde se han trabajado competencias y habilidades, herramientas y recursos necesarios para mejorar la inserción laboral de los/as jóvenes participantes. Las áreas que se abordan en los talleres son: desarrollo personal para el empleo,  actitudes ante el empleo, orientación  vocacional y laboral, habilidades sociales y laborales, competencias digitales,  redes sociales para el empleo, apoyo a la comprensión lectoescritora,  búsqueda activa de empleo e igualdad de género y corresponsabilidad.

Con la realización de estos talleres se promueve la mejora de las competencias pre-laborales de los/as jóvenes y dotar de las habilidades necesarias que posibiliten el acceso y mantenimiento de un puesto de trabajo en una empresa normalizada. Todo ello se ha realizado tomando como base sus propias motivaciones y preferencias, así como la realización de su proyecto profesional y personal.

Se tienen en cuenta los perfiles de las personas que participan en el proyecto y se las dota de estrategias, herramientas y conocimientos incidiendo en los hábitos de trabajo, relaciones sociales y laborales que les capacite, no sólo para encontrar un empleo sino para mantenerlo en el tiempo. Se trabajaron asimismo en las tareas y funciones necesarias para llevar a cabo una determinada actividad laboral y se ha incidido en mejorar la comunicación asertiva, el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la toma de decisiones, entre otras.

Hemos finalizado todos los talleres pre-laborales y se han empezado a desarrollar los itinerarios personalizados de inserción para llevar a cabo una intervención, identificación y diseño de estrategias que les facilite los recursos necesarios para acceder al mercado laboral. Se pretende lograr una mejora de su autonomía que les permita la plena integración social y laboral. Continuamos actualmente con esta parte del proceso.

Durante las entrevistas realizadas hemos podido averiguar las necesidades o demandas a cada situación particular, que a su vez hemos ido confirmando en el transcurso de los talleres. En ellos se ponen en la mesa, no sólo el tipo de trabajo que quiere cada uno/a sino también se trabaja para que sean conscientes de sus posibilidades, de las habilidades y competencias necesarias para el puesto elegido, de que conozcan el mercado laboral, los recursos a los que pueden dirigirse y cómo superar una entrevista, mejorando paralelamente una serie de habilidades y competencias para un posible contexto laboral.

Mediante un proceso de apoyo se puede ir acordando  un Plan personalizado para que cada joven vaya consiguiendo sus metas. Ahora queda el impulso que debemos tomar ellos/as y nosotros para que se vayan materializando todas esas acciones que nos acerque a nuestro objetivo. Aunque todos/as no se encuentran en el mismo punto ni tienen las mismas habilidades para realizar un proceso de búsqueda ni conozcan todos los recursos, nos queda un objetivo pendiente y es que la inserción socio laboral no es sólo tarea de ASINLADI y los chicos/as que participan en el proyecto, sino que también es tarea de empresas, trabajadores, entidades… que puedan garantizar una igualdad de oportunidades para las personas con diferentes capacidades intelectuales y lograr así un incremento de las posibilidades de inserción socio laboral, facilitando su inclusión social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *