El proyecto “Yo Quiero trabajar como tú y Puedo” termina su participación este curso en el Aula del Centro Insular de Calidad y Consumo del Cabildo de Tenerife con el taller “Las etiquetas hablan: ¿Sabes lo que te pones?¿Sabes lo que te comes?”. Una formación, de las diversas que se han desarrollado en este espacio educativo, y en la que han participado 17 jóvenes. Su objetivo principal es Adquirir las competencias necesarias para hacer una compra responsable, así como Habituarse a leer las etiquetas alimentarias y utilizar la información que en ellas se encuentra para elegir responsablemente los alimentos.

Este taller se ha centrado en dar la importancia a las etiquetas y la información que aparece en ellas, para comprar con conocimiento de causa. También se identifican algunos de los elementos que componen las etiquetas y se analizan para comparar  algunas marcas y ser más críticos con sus componentes, los que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Lo primero que descubrimos en este taller es que “las etiquetas no hablan” pero que nos dan mucha información tales como las cantidades de sal, azúcar o grasas, comprobando que algunos de los alimentos que estamos acostumbrados a tomar superan las cantidades recomendadas al día.

Descubrimos las identificaciones que tienen las etiquetas, siendo conscientes que los productos que tengan las etiquetas verdes tendrán un perfil nutricional adecuado y que debemos evitar los que tengan las etiquetas rojas o naranjas porque tendrán muchos azúcares o mucha sal. Esto lo pudieron comprobar los/as jóvenes comparando las etiquetas de las galletas y los cereales, los zumos y los refrescos y las leches y los yogures, entre otros productos.

Salimos del taller pensando que aparte de la información obligatoria que debe contener las etiquetas como las fechas de caducidad o de consumo preferente, el código de barras, los ingredientes, los datos del fabricante y la información nutricional, el etiquetado nos aporta una valiosa información a la hora de realizar la compra. Debemos informarnos para saber interpretar su contenido, que es imprescindible a la hora de elegir lo más adecuado para nuestra salud, ya que así podemos descartar aquellos que contienen más grasas, más sales o más azúcares, para así reducir o evitar su consumo.

Seguiremos trabajando desde ASINLADI para dar respuesta a los/as jóvenes y propiciar los apoyos necesarios para lograr su autonomía, independencia y desarrollo personal en un clima de igualdad de oportunidades, participando en estos talleres y en los necesarios para lograr los objetivos que nos proponemos.

Volvemos a agradecer al Aula de calidad y Consumo del Cabildo de Tenerife que nos hayan dado la posibilidad de participar este año en muchos de los talleres que han propuesto y esperamos vernos en el próximo año para que los chicos y chicas de la Asociación sigan descubriendo otras actuaciones relacionadas con la calidad y el consumo responsable, así como hacer uso de los recursos comunitarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *