Dentro del  Proyecto “YO quiero ser independiente y PUEDO” se llevan a cabo tres Subproyectos:  Autonomía, Manejo y Gestión del Dinero y el Tiempo y  Desarrollo Personal.

Durante los meses de septiembre a diciembre de 2018, un grupo de 24 jóvenes han participado en las distintas acciones formativas llevadas a cabo. Se ha trabajado los módulos correspondientes a estos subproyectos de manera práctica y experiencial. Los/as participantes han mostrado una gran motivación a la hora de manejar y abordar los distintos conceptos, ya que la manera práctica de nuestro trabajo diario es un gran aliciente frente a la carga que pueda existir del exceso de trabajo teórico.

En estos Subproyectos se han trabajan diferentes  habilidades y competencias para el desenvolvimiento en la sociedad. Señalar, entre otras, las siguientes: el transporte público o la seguridad vial; los establecimientos, servicios y compras; comunicación y medios de comunicación;  la compra-venta  devoluciones, los presupuestos;  el Reloj, el calendario, la agenda; el autoconcepto y la autoestima, entre otras. Aspectos, todos ellos necesarios para la mejora en la calidad de vida de los jóvenes.

Desde el Proyecto “YO quiero ser independiente y PUEDO” trabajamos las habilidades necesarias para el desenvolvimiento en la sociedad a través de la comunicación asertiva, la empatía y el trabajo en equipo. De esta manera, los/as participantes se sienten más seguros y relajados a la hora de interactuar con otros. Esto puede llegar a beneficiar en un futuro entorno laboral, ya que al fin y al cabo las relaciones sociales están presentes en cualquier ámbito que nos rodee. Buscamos potenciar las capacidades de los/as chicos/as e impulsarles en la consecución de sus objetivos y sus sueños.

Se han obtenido resultados muy positivos de este primer periodo. Entre otros muchos aspectos en los que ha habido avances, decir que los/as jóvenes han mejorado en la identificación y control de las emociones, se muestran más confiados y realizan tareas en equipo de manera más fluida. Se han visto mejoras en el manejo del dinero a la hora de realizar un pequeño presupuesto o adquirir un producto en algún establecimiento. Respecto a la autonomía, los chicos se ven más seguros de sí mismo a la hora de desplazarse por el entorno comunitario, y tienen más en cuenta el cálculo y gestión del tiempo para el correcto desarrollo de las actividades del taller.

Los/as participantes se han mostrado muy involucrados, y ello contribuye a incrementar su motivación y compromiso en la consecución de sus objetivos. Nuestro principal objetivo es seguir potenciando con entusiasmo las diferentes capacidades de los chicos/as, para su correcto desarrollo y desenvolvimiento en la sociedad y conseguir por tanto que sean personas más autónomas más autónomas e independientes.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *