El 10 y 11 de octubre de 2018 participamos en el TEA (Tenerife Espacio de las Artes)  a las Jornadas sobre Empleo con Apoyo organizada por Sinpromi.

El objetivo de estas Jornadas fue Dar a conocer e intercambiar experiencias en  materia del empleo con apoyo, llevar a cabo una reflexión conjunta sobre el estado actual del empleo con apoyo, como metodología dirigida a la inclusión laboral de  las personas con discapacidad y especiales dificultades, así como a otros colectivos en situación de exclusión.

Son las primeras Jornadas Empleo con Apoyo, que se celebran en el marco del 25 aniversario de Simpromi, para  realizar un análisis sobre el empleo de las personas con discapacidad, tanto en Canarias como en otras Comunidades Autónomas y otros países de la Unión Europea.

Este encuentro pretendía crear un espacio para conocer diferentes prácticas y estrategias en Reino Unido, Madrid, Bilbao, Mallorca, así como las experiencias y entidades que trabajan en la metodología del Empleo con apoyo en Canarias, con el objetivo fundamental de la  inclusión laboral de personas con discapacidad.

Además, el programa de estas Jornadas incluyó mesas redondas  donde se abordaron diferentes aspectos del empleo con apoyo y en las que participaron técnicos de distintas entidades, así como representantes de empresas, de la administración pública y personas que se han incorporado al mundo laboral, a través de esta metodología.

Los profesionales, con respecto a esta metodología, apuestan por continuar con el desarrollo de las habilidades en materia de empleabilidad, buscando e individualizando que tipos de trabajos encajan con las personas aplicando la psicología conductual y enseñando en el mismo  puesto de trabajo.

Se aportan apoyos naturales u otros tipos de apoyos físicos para lograr  una mayor adaptabilidad y, aunque aquellas personas con especiales dificultades necesiten  de un apoyo continuado, puntual o intermitente en el desarrollo de su actividad laboral, se ha demostrado que es un sistema eficaz de acompañamiento en la inserción laboral, que hace posible la participación en la sociedad de las personas  con diferentes capacidades intelectuales y que se consigue una mejora de la calidad de vida, la independencia y autonomía.

En estas jornadas se hizo patente la importancia del apoyo de las familias donde se incide en  que puedan crearse relaciones de confianza con el Preparador laboral y lograr una mayor autonomía de las personas con diferentes capacidades intelectuales y desarrollar unos procesos individuales de formación y capacitación que les ayude a conseguir una vida más independiente y la consecuente transformación social.

También en estas jornadas se hace evidente la importancia de que todos los agentes implicados trabajen en red para conseguir visibilizar y favorecer la metodología del Empleo con Apoyo y  potenciar unos procesos positivos en la calidad vida de las personas integradas en este  sistema. En este sentido, la integración en entornos ordinarios es concebida como elemento clave que incurre sobre las diferentes dimensiones: bienestar material, desarrollo personal, autodeterminación, relaciones interpersonales, inclusión social.

La mejor fórmula de inclusión se consigue y refuerza a través del empleo con apoyo, siendo el referente para conseguir la integración de las personas con diferentes capacidades intelectuales, y además una fórmula más económica para la administración pública que otro tipo de sistemas existentes ya que los resultados de estos proyectos demuestran la efectividad de los mismos dado que los gráficos muestran un aumento de los apoyos al inicio en los puestos laborales y después una disminución considerable en  los siguientes meses.

Todas las entidades muestran su preocupación en la necesidad de dar respuesta a personas con mayor necesidad de apoyo que quieren y se merecen una oportunidad laboral más personalizadas, pero la gran dependencia a las convocatorias existentes y la obligación de concurrir cada año  a los servicios de apoyo con un tiempo limitado y con la carga burocrática que conlleva, impide que haya una continuidad coherente y estable tanto para las empresas que quieren incluir a personas con diferentes capacidades intelectuales en su plantilla como para estas personas.

Lo que sí es evidente es que si nosotros/as necesitamos algún apoyo cuando entramos a trabajar en alguna empresa… ¿por qué las personas con la necesidad de algún tipo de apoyo no pueden recibirlo y acorde a las necesidades individuales de cada uno?

Todavía queda mucho camino que recorrer para que las personas con diferentes capacidades intelectuales obtengan un trabajo digno y no siempre encerrado en el 3er sector, viendo que con la diversidad podemos enriquecernos todos.

¡¡Si la gente está dudando qué tan lejos puede llegar, llega tan lejos que no los puedes escuchar!!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *